Inaugurada la nueva sede de Monchiero

June 04, 2009
monchiero_strangis

Inaugurada la nueva sede de Monchiero

Corte de cinta para la empresa de Pollenzo que se muda a la Clase A

El pasado día 24 de mayo 2009, la sociedad Monchiero & C. Snc, empresa especializada en la producción de máquinas para la recolección de fruta y distribuidora exclusiva en Italia de las máquinas forestales John Deere, inauguró oficialmente su nueva sede: una nave de cerca de 3400 m² al cubierto en Strada Crociera Burdina, 40, Pollenzo de Bra (Cúneo).

Esta nueva estructura, catalogada como Clase A por su bajo consumo energético, ha sido realizada de acuerdo con los criterios más avanzados de sustentabilidad y con gran cuidado por los costes medioambientales, de gestión y de confort, por lo que aún representa un ejemplo raro en su especie.
El honor del corte de cinta recayó en don Sebastiano Monchiero – fundador de la empresa en el ya lejano 1965 – y en el Concejal de Medio Ambiente de la Región Piamonte, don Nicola De Ruggero. En esta ceremonia de inauguración también participaron numerosos clientes nacionales e internacionales, empleados de la empresa y autoridades locales y regionales, quienes en sus discursos destacaron los aspectos más innovadores del edificio.
Don Silvio Proietti, encargado de dar la bienvenida a los invitados, declaró entre otras cosas que este nuevo edificio representa una etapa de especial importancia en el desarrollo de la empresa. Es un acto de confianza en el futuro, demostrando la intención de crecer poniendo suma atención en los costes medioambientales y de gestión, así como en el bienestar de sus trabajadores. En este nuevo local hay más espacio, y este espacio se ha repartido facilitando al máximo la logística de la planificación, la producción y la asistencia. También cuenta con mayor extensión el área expositiva interior, donde se ha potenciado aún más el almacén automático de repuestos. Pronto se dispondrá también en el exterior de una zona de prueba para máquinas.
El Concejal don Nicola De Ruggero recordó que este proyecto fue premiado, mediante el “Bando de obras estratégicas y demostrativas en sector energético 2007”, por sus características de innovación y sustentabilidad, recibiendo de la Región Piamonte una importante aportación. Se trata de un proyecto concebido hace tres años, cuando el concepto de ecología aplicada a la arquitectura – y especialmente a la arquitectura industrial – aún no estaba tan difundido. Su realización es un ejemplo concreto de cómo ahorrar energía y emplear energías renovables no sólo es deseable, sino sobre todo posible. El concejal subrayó además que gracias al sistema de control analítico de los consumos energéticos, la Universidad Politécnica de Turín realizará, durante un año entero, en colaboración con el Studio Roatta Architetti Associati de Mondoví, autor del proyecto y de la optimización energética, un estudio referido al ciclo de vida del edificio completo, el cual representará un importante aporte a los estudios sobre eficacia energética e impacto ambiental de las obras de edificación y en general de producción. El alcalde de la ciudad de Bra, don Camillo Scimone, expresó su satisfacción personal por concluir su mandato con la inauguración de esta nueva estructura, motivo de orgullo y satisfacción para la ciudad, además de un óptimo ejemplo de deslocalización industrial. Remarcó además la importancia decisiva que reviste para la economía la presencia de empresas familiares como Monchiero, que invierten en el futuro y adquieren, gracias a una apasionada dedicación, un fuerte valor internacional. También el subsecretario, don Michelino Davico, se congratuló por este proyecto y recordó que es resultado de una tramitación administrativa nacida en el Ayuntamiento años atrás, cuando se tomó la decisión de deslocalizar las empresas para revalorizar el centro histórico de Pollenzo: un ejemplo de buena cooperación entre los entes públicos y las empresas que, al igual que Monchiero, una vez pasada la fase inicial, se proyectan hacia una dimensión del trabajo mucho más amplia. Empresas que, si bien aún de gestión familiar, desempeñan sus actividades a nivel internacional, llevando su nombre a todo el mundo, y con él también el nuestro. De estas empresas pequeñas y muy arraigadas al territorio, crecen buenas industrias donde de verdad se crea economía real y empleo. Empresas que representan una fuerza increíble y nos ayudan a salir adelante especialmente en un momento de crisis internacional como éste: verdad es que se ahorra más y se gana menos, pero sirven de amortiguador para sí mismos y para los demás.
El arquitecto Roatta se encargó de describir brevemente los aspectos más innovadores del edificio. Su reducida necesidad energética anual, por ejemplo, inferior a 30 KWh/m² – frente a los 70 establecidos – es resultado de un proyecto integrado que, empezando por un aproche bioclimático, no deja nada al azar: cimientos, paredes, suelos, cubiertas, cristales, instalaciones. Tanto por citar algunos ejemplos, los sombreados de las cristaleras son fijos, calibrados hacia la exposición solar en cada estación del año; las cristaleras están orientadas debidamente, el aislamiento de las paredes adopta el sistema EIFS y la cubierta está ventilada. En la zona de producción se ha realizado un free-cooling de aire sin tratar, que en época de calor enfría la nave por la noche y mantiene, gracias a la inercia térmica, una temperatura moderada durante la jornada de trabajo del día después. Sin transformar el edificio en un “monstruo tecnológico”, no sólo se ha conseguido reducir su consumo, sino también utilizar fuentes de energía renovables y un alto nivel de confort en su interior, lo que los visitantes han podido apreciar en persona, ya que la temperatura en el exterior ese día era de verdad extrema. Lógicamente la elección y el diseño de las diversas instalaciones también se hizo de manera integrada, tal como destacó el ingeniero Morino, ya que todas contribuyen al resultado: la instalación solar/térmica, la ventilación controlada, los suelos radiantes, o la caldera de virutas de madera, ligada a la sustentabilidad del aprovisionamiento de fuentes renovables. En este caso, la ventaja ha sido poder construir estas instalaciones desde el principio, sin tener que recurrir a proyectos complejos para “recuperar” los defectos de un edificio ya existente.

Massimo Monchiero, que con su intervención cerró la parte formal de la inauguración, agradeció en general a técnicos y obreros su esfuerzo y ayuda en la realización del edificio y, en concreto, a toda su familia y empleados la inagotable dedicación puesta al máximo de sus posibilidades. Explicó además que entre las múltiples razones que llevaron a la construcción de un edificio de bajo consumo energético, algunas de ellas fueron decisivas: “trabajamos en el sector agrícola y forestal, donde contamos con gran abundancia de materias primas a bajo coste producidas localmente, las cuales pueden utilizarse para suministrar energía limpia y renovable y a la vez dar trabajo a muchos. Construir una estructura tan innovadora como ésta conlleva unos costes muy elevados, superiores a lo normal; pero la visión de un empresario ha de ser a largo plazo, y un edificio de estas características justificará a largo plazo su importante inversión. Aun prescindiendo de cualquier razonamiento medioambiental, vale por sí mismo el simple motivo económico, que merecería la pena aplicar a cualquier edificio.”
JD
entrata fotoA

Entre visitas a la fábrica, espectáculos de entretenimiento y bufet, la jornada prosiguió en un tono menos formal, como una fiesta entre amigos, para concluirse a última hora de la tarde con el regreso del autobús que esa misma mañana había acompañado a un nutrido grupo de clientes franceses.

giocolieri famiglia_monchiero
Mira el lanzamiento de vídeo en YouTube:

http://www.youtube.com/watch?v=Vf2tHM0GHn8

http://www.youtube.com/watch?v=hzdxX4lLUf8

http://www.youtube.com/watch?v=bb0YDlRv-pk

http://www.youtube.com/watch?v=5V0ZuBp5znA

http://www.youtube.com/watch?v=dX8YEHQCaVQ

http://www.youtube.com/watch?v=rKEis5GJJh8

http://www.youtube.com/watch?v=Ypc9bfhGhvE

Tags: